Vida de los apóstoles

Pedro

Simón Pedro, hijo de Jonás, era un pescador que vivió en Betsaida y Capernaúm. Hizo trabajo evangelístico y misionero entre los judíos, yendo tan lejos como a Babilonia. Sabemos que los apostoles solo predicaron mayormente a las obejas perdidas de Israel. porque asi fue el mandato de Jesus. la biblia dice: "A estos doce envió Jesús después de instruirlos, diciendo: No vayáis por elcamino de los gentiles, y no entréis en ninguna ciudad de los samaritanos. Sino id más bien a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Y cuando vayáis, predicad diciendo:  "El reino de los cielos se ha acercado.…" Mat.10:5-7

Fue un miembro del Círculo Interno y escribió las dos epístolas del Nuevo Testamento que llevan su nombre. La tradición dice que fue crucificado en Roma con la cabeza hacia abajo.

En cada lista apostólica, el nombre Pedro es mencionado en primer lugar. Sin embargo, Pedro tuvo otros nombres. En el tiempo de Cristo, el idioma común era el griego y el idioma familiar era el hebreo.

1.-Así su nombre griego fue Simón Juan 1:40-41. "Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús. Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo). 

2.- Su nombre hebreo fue Cefas (1º Corintios 1: 12; 3:22; 9:5) y Gálatas 2:9 dice: "y reconociendo la gracia que me había sido dada, Jacobo, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a la circuncisión."
  1. El significado griego de Simón es roca.
  2. El significado hebreo de Cefas también es roca.
Por su actividad comercial, Pedro fue un pescador. Fue un hombre casado 1º Cor. 9:5 nos dice: ¿No tenemos derecho de traer con nosotros una hermana por mujer como también los otros apóstoles, y los hermanos del Señor, y Cefas? , y su ciudad era Capernaúm.

Jesús probablemente estableció su centro de dirección ahí cuanto visitó Capernaúm. Pedro era galileo también como lo fueron varios de los otros discípulos. Josefo describió a los galileos de esta manera: “Eran siempre aficionados a la innovación y por naturaleza dispuestos al cambio y deleitados en sedición. Estaban siempre listos para seguir al líder y para comenzar una insurrección. Eran rápidos en soltar el genio y dados a la pelea y eran hombres muy caballeros.”

El Talmud dice esto de los galileos: “Eran más ansiosos por el honor que por ganar, de genio fuerte, impulsivo, emocional, despertado fácilmente por la idea de una aventura, leal hasta el fin.”

Pedro fue un galileo típico. Entre los doce, Pedro fue el líder. Él sobresale como el vocero de los apóstoles.
  1. Es él quien preguntó el significado de la parábola en Mateo 15:15.
  2. Es él quien preguntó cuán seguido debemos perdonar.
  3. Es él quien indagó acerca de la recompensa para todos aquellos que siguen a Jesús.
  4. Es él el que primero confesó a Jesús y lo declaró como el Hijo del Dios Viviente.
  5. Es él quien estuvo en el monte de la Transfiguración.
  6. Es él quien vio a la hija de Jairo resucitar de los muertos.
  7. Y todavía, es él quien negó a Cristo ante un criado.
  8. Fue el primero en predicarl el dia de pentecostes.
  9. Él fue un apóstol y un misionero que dio su vida por su Señor.
Es verdad, Pedro cometió muchos errores, pero tuvo siempre la gracia salvadora del corazón amante. No importa cuántas veces se hubo caído y fallado, siempre recuperó su coraje e integridad.

Pedro fue martirizado sobre una cruz. Pedro solicitó que lo crucificaran cabeza abajo porque no era digno de morir como su Señor había muerto. Su símbolo apostólico es una cruz invertida con llaves cruzadas.
Últimos días
del apostol Pedro.

Muy poco se sabe sobre los últimos días de este noble após­tol que desempeñó una parte tan importante entre los doce, y que tan gloriosamente actuó en los primeros días de la iglesia de Jerusalén.

Si recordamos que a él le fue encomendada la predicación del evangelio a los judíos, no está fuera de lugar suponer que se dedicó a viajar para llevar el divino mensaje a los israelitas esparcidos por todo el mundo.

Descartada como leyenda la infundada tradición de los veinticinco años de residencia en Roma, surge la pregunta: ¿qué hizo Pedro, y dónde estuvo todo el tiempo que transcurre entre los últimos datos que de él tenemos en el libro de los Hechos, y su muerte? La mejor respuesta a esa pregunta la tenemos en su Primera Epístola. En el último capítulo leemos la siguiente salutación: "La iglesia que está en Babilonia, juntamente con vosotros os saluda." De ahí se desprende que Pedro se hallaba en la Mesopotamia, donde residían numerosos israelitas, a los cuales seguramente él estaba evangelizando, sin dejar por eso de hacer la misma cosa entre los gentiles de esa región.

Los romanistas, en su desesperación por demostrar que Pedro estaba en Roma, dan al nombre de Babilonia un sentido simbólico, sosteniendo que significa Roma. En el Apocalipsis es evidente que Babilonia es el nombre con que se designa la ciudad de los Césares, pero es del todo contrario a una sana regla de interpretación, querer ver símbolos en unas sencillas palabras de salutación fraternal.
En la misma Epístola vemos también que ésta fue dirigida "a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia". 1a. Pedro 1:1 Estos eran lugares donde se encontraban radicando parte de las 10 tribus que fueron llevadas en cautiverio: Rubén, Simeón, Efraín, Manasés, Aser, Neftalí, Gad, Zabulón, Isacar, Dan. 

Que fueron llevadas cautivas, En el año 740 A.C. los asirios conquistaron a las diez tribus del norte de Israel a causa de su pecado y fueron llevadas en Cautiverio liderado por Salmanasar rey de Asiria. ahora bien; Como no es lógico suponer que se dirija una carta de esta índole a personas o agrupaciones desconocidas, es también lógico admitir que Pedro haya trabajado en esas regiones durante el período que nos ocupa por mandamiento del Señor jesus que les dijo en Juan 10:16  "También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor". 

Tocante a su muerte, todo conduce a suponer que murió crucificado. Una semiprueba la tenemos en el evangelio según San Juan. Ahí leemos estas palabras que el Señor dirigió a Pedro. Pero iba a "glorificar a Dios" por medio de la muerte, es decir, iba a sufrir el martirio.

Jesus dijo en Juan 21:15-19  "Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. El le dijo: Apacienta mis corderos. Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas. De cierto, de cierto te digo: Cuando eras más joven, te ceñías, e ibas a donde querías; mas cuando ya seas viejo, extenderás tus manos, y te ceñirá otro, y te llevará a donde no quieras. Esto dijo, dando a entender con qué muerte había de glorificar a Dios. Y dicho esto, añadió: Sígueme". 
Vemos que iba a "extender sus manos". Los romanos acostumbraban, dicen autores antiguos y modernos, hacer que los condenados a la crucifixión llevasen por el camino una especie de yugo atado a los brazos extendidos, para representar por medio de esta postura la clase de suplicio que iban a sufrir.

El testimonio de varios autores de los tiempos primitivos: Tertuliano, Orígenes, Eusebio, agrega más pruebas a la creencia que prevalecía, en los primeros siglos, de que Pedro murió crucificado, y era también admitido que a pedido suyo lo fue con la cabeza hacia el suelo.
Andrés

Mar 1:16-18  Andando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres. Y dejando luego sus redes, le siguieron. 

Andrés era el hermano de Pedro, e hijo de Jonás. Vivió en Betsaida y Capernaúm y era pescador antes de que Jesús lo llamara. Originalmente Andrés fue un discípulo de Juan el Bautista y trajo a su hermano Pedro a Jesús.

La biblia dice en Juan 1:40-42.  "Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús. Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo). Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro)". 

Él es el primero en tener el título de Misionero en Casa y en el Extranjero. Es reclamado por tres países como su Santo Patrono –Rusia, Escocia y Grecia. Varios estudiosos dicen que predicó en Sitia, Grecia y Asia Menor, buscando a las ovejas perdidas de Israel.

Andrés trajo a otros a Jesús también. Aunque las circunstancias lo colocaron en una posición donde podría haber sido fácil para él llegar a ser celoso y resentido, fue optimista y estuvo contento en el segundo plano. Su principal propósito en la vida fue traer a otros al Maestro.

De acuerdo con la tradición, Andrés murió como mártir en Acaya, Grecia, en el pueblo de Patra. Cuando la esposa del Gobernador Aepeas fue sanada y convertida a la fe cristiana, y poco después de que el hermano del Gobernador se volviera cristiano, Aepeas se enojó mucho. Él arrestó a Andrés y lo condenó a morir en la cruz. Andrés, sintiéndose indigno de ser crucificado en una cruz en la misma forma que su Maestro, suplicó que la suya sea diferente. Así que fue crucificado en una cruz con forma de X, la cual hasta el día de hoy es llamada la cruz de San Andrés y es uno de sus símbolos apostólicos. También se usa un símbolo de dos peces cruzados para referirse a Andrés, ya que él era pescador originalmente.
De acuerdo con la tradición, Andrés murió como mártir en Acaya, Grecia, en el pueblo de Patra.Cuando la esposa del Gobernador Aepeas fue sanada y convertida a la fe cristiana, y poco después de que el hermano del Gobernador se volviera cristiano, Aepeas se enojó mucho. Él arrestó a Andrés y lo condenó a morir en la cruz.

Andrés, sintiéndose indigno de ser crucificado en una cruz en la misma forma que su Maestro, suplicó que la suya sea diferente. Así que fue crucificado en una cruz con forma de X, en Patras Grecia, después de haber sido azotado severamente por siete soldados, que ataron su cuerpo a la cruz con cuerdas para prolongar su agonía. la cual hasta el día de hoy es llamada la cruz de San Andrés y es uno de sus símbolos apostólicos. También se usa un símbolo de dos peces cruzados para referirse a Andrés, ya que él era pescador originalmente.
Bartolomé

  Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño. Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel. Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás. Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre. Juan 1:47-51

Bartolomé Natanael, hijo de Talmai, vivió en Caná de Galilea.

La tradición dice que fue misionero en Armenia. Un número de estudiosos cree que fue el único discípulo que provino de sangre real, o de una familia noble. Su nombre significa Hijo de Tolmai o Talmai (2º Samuel 3:3). Talmai fue rey de Gesur cuya hija, Maaca, fue esposa de David, madre de Absalón.

El nombre de Bartolomé aparece en cada lista de los discípulos (Mateo 10:3; Marcos 3:18; Lucas 6:14; Hech.1:13) y Mat 10:3 dice: "Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo, por sobrenombre Tadeo"

Este no era el primer nombre, no obstante, fue su segundo nombre. Su primer nombre probablemente era Natanael, a quién Jesús llamó “un verdadero Israelita, en quien no hay engaño.” (Juan 1:47)

El Nuevo Testamento nos da muy poca información sobre él. La tradición indica que fue un gran investigador de la Escritura y un estudioso de la ley y los profetas. Se transformó en un hombre de rendición completa al Carpintero de Nazaret, y uno de los apostoles más aventureros de la Iglesia. Se dice de él que predicó con Felipe en Phrygia y Hierápolis; también en Armenia. Predicó en varios países, y habiendo traducido el Evangelio de Mateo al lenguaje de la India, lo propagó en aquel país. Su muerte parece haber tenido lugar ahí. Finalmente fue cruelmente azotado y luego crucificado por los agitados idólatras. Murió como un mártir por su Señor. Fue despellejado vivo con cuchillos. 
Santiago, el Anciano

Mar 1:17-20  Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres. Y dejando luego sus redes, le siguieron. Pasando de allí un poco más adelante, vio a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan su hermano, también ellos en la barca, que remendaban las redes.  Y luego los llamó; y dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, le siguieron. 

Santiago, el Anciano, Boanerges, hijo de Zebedeo y Salomé, hermano de Juan el Apóstol; un pescador que vivió en Betsaida, Capernaúm y Jerusalén. Predicó en Jerusalén y Judea y fue decapitado por Herodes, en el año 44 DC (Hechos 12:1,2).

Fue un miembro del Círculo Interno, llamado así porque estaba formado por los que recibieron privilegios especiales. El Nuevo Testamento nos cuenta muy poco sobre Santiago. Su nombre nunca aparece separado del de su hermano Juan. Ellos eran un dúo inseparable (Marcos 1:19-20; Mateo 4:21; Lucas 5:1-11).

Fue un hombre de coraje y espíritu de perdón – un hombre sin envidia, viviendo a la sombra de Juan, un hombre de extraordinaria fe. Fue el primero de los doce en convertirse en mártir.

Santiago, el Menor (o Más Joven)

Santiago, el menor o más joven, hijo de Alfeo, o Cleofás y María, vivió en Galilea. Fue el hermano del Apóstol Judas.

De acuerdo a la tradición él escribió la Epístola de Santiago, predicó en Palestina y Egipto y fue crucificado en Egipto.

Santiago fue uno de los discípulos menos conocido. Algunos estudiosos creen que fue el hermano de Mateo, el recaudador de impuestos. Santiago fue un hombre de carácter fuerte y un tipo de los más ardientes.

La tradición nos cuenta que él también murió como un mártir y su cuerpo fue cortado en pedazos. La sierra se convirtió en su símbolo apostólico.
El Apostol Juan

Mar 1:19-20  Pasando de allí un poco más adelante, vio a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan su hermano, también ellos en la barca, que remendaban las redes. Y luego los llamó; y dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, le siguieron. 

Juan Boanerges el mas joven de los discípulos, hijo de Zebedeo y Salomé, hermano de Santiago, el apóstol. Fue conocido como el discípulo amado. Un pescador que vivió en Betsaida, Capernaúm y Jerusalén y fue miembro del Círculo Interno. Él escribió el Evangelio según San Juan, 1º de Juan, 2º de Juan, 3º de Juan y Apocalipsis.

Predicó entre las iglesias de Asia Menor. Desterrado en la Isla de Patmos, fue más tarde liberado y murió de muerte natural. Juan fue uno los apóstoles prominentes. Es mencionado en varios lugares en el Nuevo Testamento. Fue un hombre de acción; era muy ambicioso; y un hombre con un temperamento explosivo y un corazón intolerante.

Su segundo nombre fue Boanerges, el cual significa Hijo del Trueno. Él y su hermano Santiago vinieron de una familia de mejor posición que el resto de los apóstoles. Siendo que su padre contrataba sirvientes en su negocio pesquero (Marcos 1:20) él pudo haberse sentido por sobre el resto. Estuvo muy cerca de Pedro. Actuaron juntos en el ministerio. Pedro, sin embargo, era siempre el vocero del grupo.

Juan maduró con el tiempo. En la etapa posterior de su vida, se había olvidado de todo, incluso de su ambición y temperamento explosivo, excepto de su compromiso de amor para con el Señor. Se dice que un atentado fue realizado contra su vida mediante un cáliz de veneno del cual Dios lo salvó.

Enfrento el martirio cuando según la tradición fue puesto en un enorme cazo con aceite hirviendo, durante la ola de persecución en Roma. Sin embargo, fue librado milagrosamente de la muerte.

Juan fue desterrado por causa de la predicación del evangelio a la casa de israel que se encontraba en el exilio, cosa que a los Romanos no les agrado y fue  condenado a vivir en una isla de minas, en la Isla prisión de Patmos.

Él escribió la Revelación de Jesucristo, el libro profético de Apocalipsis en esta isla de Patmos. El escribio lo siguiente. Apoc. 1:9-11  dice: "Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea". 

El apóstol Juan fue liberado y regresó más tarde para servir como obispo de Edesa, en la actual Turquía. Murió viejo y lleno de amor por Jesús, es el único apóstol que murio de muerte natural y en paz, aunque con las secuelas de su martirio en aceite hirviendo. 

El «discípulo amado» era hermano de Jacobo el Mayor. Las iglesias Esmirna, Pérgamo, Sardis, Filadelfia, Laodicea y Tiatira fueron fundadas él,  Murió de causas naturales. 
Mateo

Mateo, o Leví, hijo de Alfeo, vivió en Capernaúm. Fue un publicano o cobrador de impuestos. Él escribió el evangelio que lleva su nombre. Murió como mártir en Etiopía.

El llamamiento de Mateo al grupo apostólico es mencionado en Marcos 2:14, Mateo 9:9 y Lucas 5:27-28. De estos pasajes aprendemos que Mateo también fue llamado Leví. Era una costumbre común en el Medio Este en la época de Cristo que los hombres tuvieran dos nombres. El nombre de Mateo significa “un regalo de Dios”. El nombre Leví le pudo haber sido dado por Jesús. Es interesante que Santiago el menor, quien fue uno de los doce apóstoles, fue hermano de Mateo, también el hijo de Alfeo. Aunque sabemos poco sobre Mateo personalmente, el hecho sobresaliente sobre él es que fue un recaudador de impuestos. La versión Reina-Valera lo llama publicano, lo que en latín es Publicanus, enfatizando compromiso en el servicio público, un hombre que manejaba dinero público, o un cobrador de impuestos.

De todas las naciones en el mundo, los judíos fueron los que más odiaron a los cobradores de impuestos. Para el judío devoto, Dios era el único a quien era correcto pagar tributos e impuestos. Pagarlo a cualquier otra persona era infringir los derechos de Dios. El cobrador de impuestos era odiado no sólo sobre el terreno religioso sino también porque la mayoría eran notablemente injustos.

En las mentes de varios hombres Judíos honestos, estos cobradores de impuestos eran considerados como criminales. En los tiempos del Nuevo Testamento eran clasificados junto con las prostitutas, los gentiles y los pecadores (Mateo 18:17; Mateo 21.31, 33; Mateo 9:10; Marcos 2:15, 16; Lucas 5:30). Los cobradores de impuestos han sido conocidos porque determinaban el monto debido en sumas imposibles y a menudo ofrecían dinero en préstamo a los viajeros a tasas de interés muy elevadas. Así era Mateo. Aún así, Jesús eligió un hombre a quien todos los hombres odiaban y lo hizo uno de los suyos. Jesucristo pudo ver el potencial en el cobrador de impuestos de Capernaúm.

Mateo fue diferente a los otros apóstoles, quienes fueron todos pescadores. Él pudo usar una pluma de escribir, y por su pluma llegó a ser el primer hombre en presentar al mundo, en el idioma hebreo, un relato de las enseñanzas de Jesús. Es claramente imposible estimar la deuda que la cristiandad tiene para con este despreciado cobrador de impuestos. El hombre promedio habría pensado que era imposible reformar a Mateo, pero para Dios todas las cosas son posibles. Mateo llegó a ser el primer hombre que escribió las enseñanzas de Jesús. Fue un misionero del evangelio, que cambió su vida por la fe de su Maestro.

Mateo, nos dice Metafrasto, «fue primero a Partia, y habiendo establecido con todo éxito el cristianismo en esos lugares, se dirigió luego hacia Etiopía, esto es, Etiopía Asiática, situada cerca de la India» . Por varios signos esta región del Hindu-Kuch, colindando con Escitia y Partia, fue conocida como «India Blanca». Está ubicada un poco al oriente del área donde los asirios establecieron a los cautivos israelitas. El proceso natural de crecimiento ocasionó que la Casa de Israel se extendiera a esas regiones escasamente pobladas. De ahí ellos emigraron hacia el noroeste de Europa en el siglo sexto, mucho después del tiempo de los Apóstoles. Doroteo declara que Mateo fue sepultado en Hierápolis, Partia. 
Judas Tadeo

Judas Tadeo, o Lebeo, hijo de Alfeo o Cleofás y María. Fue hermano de Santiago el más joven. Fue uno de los apóstoles de los que se sabe poco y vivió en Galilea. La tradición dice que predicó en Asiria y Persia y murió como mártir en Persia.

Jerónimo lo llamó “Trinomios” lo cual significa “un hombre con tres nombres”. 
  1. En Marcos 3:18 es llamado Tadeo.
  2. En Mateo 10:3 es llamado Lebeo. Su apellido era Tadeo.
  3. En Lucas 6:16 y Hechos 1:13 es llamado Judas el hermano de Santiago.
  4. Judas Tadeo también fue llamado Judas el Zelote.
Por su carácter fue un intenso y violento nacionalista con el sueño de poder mundial y dominio del pueblo escogido. Según los registros del Nuevo Testamento (Juan 14:22) él le preguntó a Jesús en la Última Cena, “¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?”

Judas Tadeo estaba interesado en dar a conocer a Cristo al mundo. No como un Salvador sufriente, sino más bien, como un Rey gobernante. Nosotros podemos ver claramente por la respuesta que Jesús le dio, que el camino del poder nunca se puede reemplazar por el camino del amor.

Judas, llamado también Lebeo y Tadeo, ministró también en Asiria y Mesopotamia, el área de Partia a la que Josefo se refirió cuando dijo que todavía estaba habitada por las Diez Tribus. El reino parto (las Diez Tribus de Israel) gobernó sobre los gentiles en Asiria y Mesopotamia durante lo más del período del Nuevo Testamento. Pedro dirigió el trabajo de todos los apóstoles en el oriente desde la famosa ciudad de Babilonia en Mesopotamia. 

Se ha dicho que Judas fue a predicar el Evangelio en Edesa cerca del Río Éufrates. Allí sanó a varios y muchos creyeron en el nombre del Maestro. Judas fue desde allí a predicar el Evangelio en otros lugares. Fue asesinado con flechas en el Ararat. El símbolo elegido para él es el barco porque fue un misionero enseñado a ser pescador de hombres. Fue crucificado en Edesa el 72 d.C.
Judas Iscariote

Judas Iscariote, el traidor, fue el hijo de Simón quien vivió en Kerioth de Judá. Él traicionó a Jesús por treinta piezas de plata y luego se ahorcó (Mateo 26: 14,16).

Judas, el hombre que llegó a ser el traidor, es el enigma supremo del Nuevo Testamento porque es muy duro ver como alguien que estuvo tan cerca de Jesús, que vio tantos milagros y oyó muchas de las enseñanzas del Maestro pudo entregarlo en mano de sus enemigos.

Su nombre aparece in tres listas de los 12 Apóstoles (Mateo 10:4; Marcos 3:19; Lucas 6:19). Se dice que Judas vino de Judá, cerca de Jericó. El era un judío y el resto de los discípulos eran Galileos. Era el tesorero del grupo y estaba entre los que lideraban conversaciones.

Se dice que Judas era un judío nacionalista violento que siguió a Jesús con la esperanza de que a través de Él sus sueños y su llama nacionalistas pudieran ser realizados. Nadie puede negar que Judas fuera un hombre codicioso y a veces usó su posición como tesorero del grupo para tomar dinero del monedero común.

No hay una razón cierta de por qué Judas traicionó a su maestro, pero no fue su traición lo que colocó a Jesús en la cruz, sino nuestros pecados.
Felipe

La tradición dice que Felipe predicó en Phrygia y murió como mártir en Hierapolis. Felipe vino de Betsaida, el pueblo del cual Pedro y Andrés vinieron (Juan 1:44). El parecido es que él, también, fue un pescador. Aunque los primeros tres Evangelios registran su nombre (Mateo 10:3; Marcos 3:18; Lucas 6:14; Hechos 1:13), es en el Evangelio de Juan que Felipe se vuelve una personalidad viviente.

Los estudiosos no están de acuerdo sobre Felipe. En Hechos 6:5 tenemos a Felipe como uno de los siete diáconos ordenados. Algunos dicen que éste es otro Felipe. Algunos creen que realmente éste es el apóstol. Si es el mismo Felipe, entonces su personalidad tomó más vida porque tuvo una exitosa campaña en Samaria. El dirigió al eunuco etíope a Cristo (Hechos 8:26). También se quedó con Pablo en Cesarea (Hechos 21:8) y fue una de las figuras importantes en los emprendimientos misioneros de la iglesia primitiva.

El Evangelio de Juan muestra a Felipe como uno de los primeros entre tantos a quienes Jesús les dirigió la palabra “Sígueme.” Cuando Felipe conoció a Cristo, inmediatamente encontró a Natanael y le dijo “lo hemos encontrado, de quien Moisés... y los profetas, escribieron.” Natanael era desconfiado. Pero Felipe no argumentó con él; simplemente le contestó: “Ven y ve.” Esta historia nos dice dos cosas importantes sobre Felipe. Primero, muestra su correcto acercamiento al que desconfía y su simple fe en Cristo. Segundo, muestra que tenía un instinto misionero.

A Felipe se le hubica en Escitia y la Alta Asia, esto es, Asia Menor, fueron las regiones asignadas a Felipe. (Vea Antiq. Apost. por Cave, pág. 168). Escitia era el nombre de la vasta planicie al norte de los Mares Negro y Caspio. A esta región una gran colonia de israelitas emigraron después de la caída del Imperio Persa en 331. De Escitia emigraron los escoceses. La palabra escocés se deriva de la palabra escita. Los escoceses son también parte de La Casa de Israel. 

Felipe fue un hombre de corazón caliente y una cabeza pesimista. Fue uno a quien le hubiera gustado mucho hacer algo por otros, pero que no vio cómo esto podría ser hecho. Aún así, este simple galileo dio todo lo que tenía. Por eso Dios lo usó. Se dice que murió colgado. Mientras estaba muriendo, pidió que su cuerpo sea envuelto no en lino sino en papiro porque no era digno de que incluso su cuerpo sea tratado como el cuerpo de Jesús. 
Simón el zelote

Simón, el Zelote, uno de los apenas conocidos seguidores llamado Cananista o Zelote, vivió en Galilea. La tradición dice que fue crucificado.

En dos lugares en la Versión Reina-Valera 1960 es llamado Cananista (Mateo 10:4; Marcos 3:18). Sin embargo en otros dos lugares es llamado Simón Zelote (Lucas 6:15; Hechos 1:13).

El Nuevo Testamento nos dice prácticamente nada sobre él personalmente excepto que dice que era un Zelote. Los zelotes eran nacionalistas judíos fanáticos quienes tuvieron desatención heroica por el sufrimiento envuelto y la lucha por lo que ellos consideraron como la pureza de su fe.

Los zelotes fueron enloquecidos con el odio por los romanos. Fue este odio por Roma lo que destruyó la ciudad de Jerusalén. Josefo dice que los zelotes fueron personas imprudentes, celosos en buenas prácticas y extravagantes e imprudentes en las peores clases de acciones.

Desde su entorno, vemos que Simón fue un nacionalista fanático, un hombre devoto a la Ley, un hombre con un odio amargo por cualquier persona que se atreviera a comprometerse con Roma. Aún así, Simón claramente sobresalió como un hombre de fe. Abandonó todos sus odios por la fe que mostró hacia su Maestro y el amor que estuvo dispuesto a compartir con el resto de los discípulos y especialmente con Mateo, el cobrador de impuestos romano.

Simón el Zelote, el hombre que una vez pudo haber matado por lealtad a Israel, llegó a ser el hombre que vio que la voluntad de Dios no tiene servicio forzado. La tradición dice que murió como un mártir. Su símbolo apostólico es un pez sobre una Biblia, lo cual indica que fue un pescador que llegó a ser un pescador de hombres mediante la predicación.

De sobrenombre Zelota, predicó el Evangelio en Mauritania, Africa, incluso en Gran Bretaña, país en el que fue crucificado en el 74 d.C.
Tomás
Tomás Dídimos vivió en Galilea. La tradición dice que trabajó en Parthia, Persia e India, sufriendo martirio cerca de Madras, en el Monte Santo Tomás, India.

Tomás fue su nombre hebreo y Dídimos su nombre griego. Algunas veces fue llamado Judas. Mateo, Marco y Lucas no nos cuentan nada sobre Tomás excepto su nombre. Sin embargo, Juan lo define más claramente en su Evangelio.

Tomás apareció en la resurrección de Lázaro (Juan 11:2-16), en el Aposento Alto (Juan 14:1-6) donde quiso saber cómo conocer el camino a donde Jesús estaba yendo. En Juan 20:25 lo vemos diciendo que a menos que vea las marcas en las manos de Jesús y en su costado, él no iba a creer. Por esto Tomás llegó a ser conocido como Tomás el incrédulo.

Tomás llegó a creer mediante la duda. Por naturaleza, él era pesimista. Era uno hombre desconcertado. Aún así, fue un hombre de valor. Fue un hombre que no podía creer hasta no haber visto. Era un hombre de devoción y fe. Cuando Jesús resucitó, volvió e invitó a Tomás a poner su dedo en las marcas que dejaron los clavos en sus manos y en su costado. Y es aquí donde vemos a Tomás haciendo la confesión de fe más grande: “Mi Señor y mi Dios.” Las dudas de Tomás fueron transformadas en fe.

Tomás fue siempre como un niño pequeño. Su primera reacción fue no hacer lo que le dijeron que hiciera y no creer lo que le dijeron que creyera. Las buenas nuevas para él fueron siempre demasiado buenas para ser verdad. Mediante este hecho la fe de Tomás se volvió más grande, intensa y convincente. Se dice que él fue encargado para construir un palacio para el rey de India, y fue muerto con una lanza como mártir por su Señor. Su símbolo es un grupo de lanzas, piedras y flechas.

Tomás también viajó por el noroeste de India al oriente de Persia, donde habitaban los «hindúes blancos» . Estos «hindúes blancos» — blancos que habitaban en la India — aparecen más tarde en ciertos escritos griegos con el nombre de hunos neftalitas. ¿Habrá alguna conexión entre éstos y la tribu de Neftalí? Estos fueron derrocados en el siglo sexto emigrando luego a Escandinavia. La arqueología escandinava confirma este acontecimiento. 

Los Cristianos que ayunan salen victoriosos porque quebrantan en el nombre de Jesús toda opresión del diablo

“Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto; te recompensará en público” (Mat.6:17-18)

Amados; Seguimos adelante y hoy aprenderemos sobre el ayuno. Arma poderosa es, que satanás no desea que tú conozcas y la pongas en práctica. Pido tu atención y un corazón humilde para que puedas entender el propósito del ayuno para ti.

Ora amablemente al Espíritu Santo antes de iniciar para que el te guie en el proceso de este estudio.

¿Que es el ayuno? El ayuno es un ejercicio espiritual establecido por Dios que trae libertad, que rompe los yugos y las ligaduras de impiedad y opresión, tanto en una persona como a una nación.  Entremos en materia:

1.- LA IMPORTANCIA DEL AYUNO.  

A).- El ayuno es un precepto establecido por Dios. Lo primero que debemos entender es que el ayuno no es una cuestión de si usted lo desea o no, sino de un precepto establecido por el Señor para su pueblo.

Jesús lo ordenó y nosotros tenemos que hacerlo para alcanzar la madurez espiritual. El ayuno trae recompensa de acuerdo al propósito por el que se ayune. El Señor dice: “Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas,sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto; te recompensara en público (Mat.6:17-18)

B).- A Jesús le preguntaron sobre el ayuno. En el evangelio de (Mateo 9:14) Nos relata que los discípulos de Juan el bautista vinieron a Jesús y le preguntaron porque sus discípulos no ayunaban. “Jesús les dijo: ¿acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán (Mat.9:15)

Fíjate bien que mientras Jesús estuvo en persona con los discípulos ellos no ayunaron, pero él les dijo que cuando él fuera quitado ayunarían. Aquí quedó establecido que su pueblo tendría que ayunar. Esto lo constatamos en la primera iglesia como algo normal, ellos ayunaban y oraban en decisiones importantes. La Biblia dice:“Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído”. (Hech.14:23)

C).- El ayuno es para personas convertidas. Explicándole a los discípulos de Juan porque sus discípulos no ayunaban, Cristo les dijo:“Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura” (Mat.9:16) El vestido viejo significa la antigua naturaleza pecadora del hombre, el paño nuevo significa la nueva vida en Cristo. Jesús mostró que el ayuno era para la nueva criatura; para personas convertidas de corazón a él. El ayuno no es para los no convertidos ni para gente carnal.

2.- EL PROPÓSITO DEL AYUNO. El propósito del ayuno son muchos y muy variados, pero todos traen una bendición especial tanto para el que ayuna, como por lo que, o para quien se ayuna.

A).- El ayuno desata las ligaduras de la opresión. Esto implica que mediante el ayuno se rompen las ataduras satánicas. La palabra de Dios dice: “¿No es mas bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?” (Isa.58:6). Y Jesús nos mando precisamente a romper estas ligaduras de opresión en la vida de las personas. Él dice: “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia”. (Mat.10:7-8). Es fácil leer que Cristo hizo esto y aquello, pero cuando se trata de que él nos envíe hacerlo, lo vemos como algo imposible y lejano.
¿Pero cómo tener el poder para hacerlo?

B)Practicando el ayuno con regularidad. El ayuno es un arma poderosa si va acompañado de oración y de lectura de la palabra de Dios. Las batallas se ganan con oración y ayuno. “Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (2ª.Cor.10:4)

Analicemos estos 4 puntos:

1)   Los pastores e iglesias que ayunan con este propósito rompen las trabas del diablo en sus ministerios. Y Dios les da congregaciones más espirituales.

2)  Los evangelistas que ayunan en forma notable por las personas tienen mas fruto en sus campañas, se convierten y hay milagros y sanidades.
3)   Los cristianos que oran y ayunan por cualquier problema o necesidad salen victoriosos porque quebrantan en el nombre de Jesús toda opresión del diablo.

4)   Con el ayuno adecuado se rompen las ligaduras del diablo que atan a tus seres queridos y estos vienen a Cristo y se salvan. Con el ayuno creces espiritualmente y adquieres autoridad para predicar con libertad a Cristo. 

¡Y por supuesto que el plan del diablo es impedir que tú ayunes!

3.- EJEMPLO DE HOMBRES Y MUJERES QUE AYUNARON EN LA BIBLIA. Moisés ayunó 40 días 2 veces cuando subió al monte Sinaí. Daniel 21 días. Jesús 40 días. Brevemente presentamos solo 4 casos variados que están en la Biblia, donde el ayuno cumplió su propósito de forma poderosa.

A).- El ayuno del Señor Jesús. Después de que el Señor Jesús se bautizó y antes de empezar su ministerio fue al desierto y ayunó 40 días. la Biblia dice: “Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales tuvo hambre” (Luc.4:1-2) En el ayuno que realizó el Señor el diablo lo tentó tres veces, pero Jesús le venció con la palabra. 

La Biblia dice: “Respondiendo Jesús, le dijo: Dicho está: No tentaras al Señor tu Dios. Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo”. (Luc.4:12-13) A partir de aquí; el Señor Jesucristo empezó un ministerio poderoso de la predicación del reino, con sanidades, liberación, y grandes milagros que nos relatan los evangelios.

B).-El ayuno de la Reina Ester. La Reina Ester se dio cuenta que Amán había conspirado en contra del pueblo judío porque los odiaba. Amán le había sacado al rey Asuero un edicto irrevocable para matar a todos los judíos. Entonces la Reina Ester convoco a tres días de ayuno. La Biblia dice: “Ve y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis nada en tres días, noche y día: yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca. Entonces Mardoqueo fue, e hizo conforme a todo lo que le mandó Ester” (Ester 4:16-17) Y Dios les dio la victoria, Esto trajo una liberación impresionante para el pueblo judío, Amán fue colgado y todos los enemigos de Israel destruidos.

C.  El ayuno de Nehemías. Cuando Nehemías escucha en Babilonia que los muros de Jerusalén están en ruinas, se lamenta, ayuna y ora. La Biblia dice: “Y me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, allí en la provincia, están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego. Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos”(Neh.1:3-4). Si usted lee el libro de Nehemías se dará cuenta que Dios lo bendijo y restauró las puertas y los muros de Jerusalén, y también instituyo de nuevo el servicio en el templo del Señor.

D.  El ayuno de la ciudad de Nínive. Dios había decretado juicio sobre la ciudad de Nínive a través del profeta Jonás. Y mandó Dios a Jonás a decir a la ciudad a que se arrepintiera. La Biblia dice. “Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo: De aquí a cuarenta días Nínive será destruida. Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos. (Jonás 3:4-5)

Y no solo esto, sino que cuando el rey lo supo la Biblia dice“Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza. E hizo proclamar y anunciar a Nínive, por mandato del rey y de sus grandes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no gusten cosa alguna; no se les dé alimento, ni beban agua” (Jonás 3:6-7)

Y la respuesta de Dios a su arrepentimiento fue: “Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo”. (Jonás 3:10) 

4.- ¿QUE SIGNIFICA CILICIO Y CENIZA? En los puntos anteriores sobre salen que cuando ayunaban se vestían de cilicio y ceniza. ¿Qué era esto?

1.- El cilicio: Era ropa toscamente tejida y de tela oscura, generalmente de pelo de cabra o de camello. Era una vestidura áspera que se ponían los que estaban de duelo o en una actitud de arrepentimiento por causa del pecado. Era totalmente incomoda, picaba el cuerpo y representaba una humillación llevarla.

2.- La ceniza: Sabemos que las cenizas son los residuos de las cosas quemadas que ya no sirven para nada. En términos simbólicos las cenizas representan: 

  • La vanidad, “De ceniza se alimenta; su corazón engañado le desvía, para que no libre su alma..” (Isa.44:20a)
  • La asquerosidad, El me derribó en el lodo, Y soy semejante al polvo y la ceniza”. (Job.30:19)
  • La desgracia, “Por lo cual yo como ceniza a manera de pan, Y mi bebida mezclo con lágrimas (Sal.102:9)
  • La humillación ante Dios, “Por tanto me aborrezco, Y me arrepiento en polvo y ceniza” (Job.42:6)
  • El arrepentimiento “Y volví mi rostro a Dios en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza”. (Dan.9:3)
Sentarse sobre ceniza era decirle a Dios polvo soy y no sirvo para nada. Nosotros ya no usamos en nuestros días el cilicio y la ceniza pero tenían un significado profundo en el arrepentimiento y Dios lo tomo muy en serio. Pero esto; no nos exime de no humillar nuestro corazón hasta lo sumo. En nosotros también hay vanidad y asquerosidad.

Cuando ayunes arrepiéntete de corazón y confiésale todos tus pecados a Dios.

 5.- DIFERENTES TIPOS DE AYUNO. Existen varios tipos de ayunos y de diferentes días, 1, 3, 7, 14, 21 o 40 días. Con propósitos variados como los hemos visto. Además; algunos se proponen con agua y otros sin agua.

A).- Un día de ayuno total.
El ayuno bíblico de un día comienza de las seis de la tarde y se levanta a las seis de la tarde del día siguiente. Y es un ayuno total sin agua. Era un tiempo de humillación y reflexión que Dios demandaba a su pueblo.

B).- Ayunos parciales o medios ayunos. Estos no son completos porque se abstiene de solo un alimento, normalmente se presentan desde la seis de la tarde y se levantan a las tres de la tarde del día siguiente. Algunos ayunan el desayuno, otros la comida o la cena.

C).- Ayunos congregacionales.- Estos son ayunos convocados con algún propósito a la congregación. Se reúnen en la iglesia o en algún lugar apartado para este fin. Aquí; hay arrepentimiento, clamor e intercesión profunda en unidad, Se clama por situaciones dificiles de la iglesia, liberacion de opresion, crecimiento, avivamiento, derramamiento del E.S etc.

D).- Y cuando ayunes. Cuando ayunes y te sientas fortalecido (a), cuida que tu ego no se llene de vanagloria sintiéndote súper espiritual. Muchos han permitido que el diablo los engañe volviéndose rebeldes, no se quieren sujetar y menosprecian hasta sus pastores. El Señor te ha llamado para ser un siervo humilde de corazón.

6.- ¿CUANDO HAY QUE AYUNAR?
  1. Cuando haya una necesidad apremiante.
  2. Cuando sientas frialdad espiritual,
  3. Cuando nuestra vida esté en peligro.
  4. Para crecer espiritualmente.
  5. Cuando haya que ministrar la palabra.
  6. Cuando necesitemos un milagro de Dios.
  7. Cuando oremos por un endemoniado.
  8. Cuando alguna atadura no te deje avanzar,   Etc.

Por ejemplo: En el evangelio de Marcos 9:14-29 nos muestra que los discípulos no pudieron echar fuera un demonio de un niño epiléptico. Cristo apareció, reprendió al demonio y el niño quedó sano.

La Biblia dice que: “Cuando él entro en casa, sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno

¿Recuerdas cuando hablamos de que los discípulos no ayunaban?

¿Ahora qué piensas? ¿Crees que necesitas ayunar?

Recent Posts

Unordered List